Reseña: 14/7 El descubrimiento – Pamela Stupia

Título original: 14/7 El Descubrimientoportada_147-el-descubrimiento_pamela-stupia_201703221957

Autor del libro: Pamela Stupia

Género: Juvenil

Año de publicación: 2017

Editorial: Planeta

Número de páginas: 272

 

 

 

Cielo, Mara, Guillermina y Bianca son nuevas en la escuela; como si fuese fácil iniciar el secundario, ellas además tienen que hacerlo en un nuevo colegio y una nueva ciudad.
Las cuatro chicas se harán amigas y se enfrentarán al desafío de ser aceptadas. Pero cuando algunos sucesos extraños suceden, empezarán a pensar que tal vez su encuentro no fue una casualidad y que el destino quiere revelarles algo.

Pamela Stupia es una youtuber, periodista y escritora de Buenos Aires que es muy conocida por su canal en youtube sobre maquillaje, moda y estilo de vida.

Ella escribió una serie de libros titulados “Catorce Barra Siete” que consta de:

– 14/7 el descubrimiento (que es del libro que voy a hablar hoy)

– 14/7 Fusión de ejes.

– 14/7 División de alternos.

Pero hoy vamos a estar hablando de “El descubrimiento”.

Cielo, Mara, Guillermina y Bianca son nuevas en la escuela. Cada una de ellas viene de una ciudad distinta. Cielo viene de Balcarce, en la provincia de Buenos Aires; Guillermina viene de muchas partes pero recientemente había estado viviendo en Mendoza; Bianca vivía en Bariloche, Rio negro; y Mara vivía con su mamá en Maimará, Jujuy.

Las cuatro chicas se encuentran de repente en la misma ciudad, en la misma escuela y todas viven en un rango de cinco cuadras, aproximadamente.

Mucho de la vida de las chicas no se sabe ya que el libro está mas orientado a su vida escolar. Solo sabemos que Guillermina tiene dos hermanos menores que van a la escuela primaria, su padre lo transfieren constantemente porque trabaja en un hotel o algo parecido, en alguna empresa de turismo que requiere que se mueva constantemente de ciudad. A Mara la abandonó su padre cuando ella tenía un año y vive en Jujuy con su madre que es super compinche y siempre está ahí para ella, el motivo de su ida a Buenos Aires es básicamente “porque si”.

Bianca, lo mismo que Guillermina, se muda por un tema con el trabajo de su papá. Y Cielo, sinceramente no explican mucho el motivo, y si lo hacen, no lo recuerdo.

Cuestión que las cuatro no se conocen entre si, Bianca y Cielo se hacen amigas. Aunque cielo es una chica muy antisocial que me recuerda a mi y me recuerda también a Allison del “Club de los cinco”. Y Mara y Guillermina se hacen amigas por su parte.

Todas tienen entre 13 y 14 años y obviamente, coinciden en la misma aula.

A lo largo de todo el libro vamos viendo como ellas se van adaptando a sus nuevos compañeros, y la realidad es que la secundaria es mucho más duro de lo que esperaban que fuera.

Y ahora entra en escena la villana más mala de todas las novelas de pre adolescentes, y es Tamara, que perfectamente podría ser una porrista si en Argentina existieran las porristas. Tamara tiene un novio, Franco (el interés amoroso de Guillermina), y es mala. Muy mala. Le hace bromas pesadas a todo el mundo. Ella y el otro villano más villano del mundo de los villanos de novelas para pre adolescentes, y estamos hablando de Augusto, el mejor amigo de Franco y Tamara, y el interés amoroso de Bianca.

Claro que Bianca es mejor amiga (porque se hicieron mejores amigas en un toque ya que en la pre adolescencia cualquiera puede llegar a ser tu mejor amigo, aun sin conocerte bien) de Cielo, que ella es el objeto de Bullying de Augusto.

Augusto te lo pintan como un chico muy atractivo, un mujeriego (si, con tan solo 13 años, lo que indica que la sociedad está perdida, muy perdida) y está enamorado de Bianca, aunque ella también es víctima de sus burlas, pero yo creo fielmente que Augusto tiene un gran desorden de personalidad, por no decir que tengo la teoría de que es bipolar. A veces trata mal a Bianca, otras es un verdadero caballero y eso confunde a Bianca y a mi, claramente.

Cielo es re buena persona a pesar de ser una antisocial que aboca su vida a las redes sociales, y acepta que su amiga salga con este patán. Ella tiene un mejor amigo cibernético que se llama Agustín, otro pibe con un par de traumas y trastornos tras la muerte de su padre (que fue a eso de los dos años) lo cual me resulta muy tonto ya que con dos años a duras penas te acordás de lo que viviste.

En fin, todo se da a la perfección para que Augusto trate mal a Bianca en el medio de la clase de química, porque si, porque es malo. Y Guillermina y Mara saltan a defenderla.

En fin, Franco, ¿se acuerdan de Franco? Es un tonto, ya que deja que su amigo y novia maltraten a todo el mundo. Pero Franco es el más pasivo agresivo de toda la novela, ya que se venga todas las veces que suceden cosas malas, el lo hace todo por atrás. Muy caballero, Fran.

Las cuatro chicas se hacen amigas, inseparables. A todo esto, una subtrama empieza a aparecer cuando nos damos cuenta de que Agustín (¿se acuerdan de él?) quiere descubrir a toda costa cómo fue que su padre murió. Ya que toda su vida le dijeron que él había muerto en un accidente en moto. Pero resulta que todo sobre su muerte es un misterio.

Vamos a hablar de lo bueno. Todo lo que dije más bien es una introducción a lo que va el libro ya que no tiene una sinopsis definida porque yo creo que el libro más bien es introductorio para los próximos que se vienen.

Lo bueno es que el libro sabe retratar perfectamente las inseguridades que uno tiene a esa edad, a los 13 y 14 años. Donde queres experimentar tu primer amor, tu primer beso, etc. y a veces queres experimentarlo con la persona equivocada que termina rompiendote el corazón.

A pesar de que creo que los personajes no logran desarrollarse del todo, debo decir que te encariñas mucho con ellos. Los personajes son vibrantes, graciosos y espontaneos. Eso me re gustó.

Son muy diversos y muy acordes a la edad que tienen. Y hablo de las cuatro protagonistas en realidad, porque si tengo que hablar de los pibes mejor lo dejo para la parte mala de esta reseña.

Cielo se convirtió en mi personaje favorito. Es sarcástica, graciosa aunque en realidad sea el estereotipo andante de “no soy como las otras chicas”. Me recuerda a Allison del club de los cinco.

Otra cosa a destacar es que los sentimientos que uno puede tener a esa edad van cambiando conforme la persona va creciendo y eso está perfectamente plasmado en el libro. El primer amor puede doler, pero no te va a matar. Y las decepciones amorosas siempre duelen, pero uno no se muere de amor.

El libro está perfectamente orientado a los adolescentes lo cual puede ser un aspecto positivo tanto como negativo. Ahora les explico por qué es negativo.

Cuando uno escribe algo orientado a una edad especifica puede resultar como puede que no. en este caso, Pamela supo escribir y retratar perfectamente lo que siente uno a esa edad. De hecho su novela me remonta a mis 13 años cuando leía una escritora inglesa “Cathy Hopkins”.

Creo que al estar tan orientado a un rango de edad especifico, descarta por completo la posibilidad de que alguien más grande pueda leerlo. Es decir, una persona de unos 25 años no va a ponerse a leer un libro de este estilo mas que nada porque no se siente identificado con la historia. Claro, yo no me sentí identificada para nada con ella, porque no son cosas que esté viviendo y diga “si, me pasa a mi”. Así que creo que el libro deja afuera a un grupo importante de personas para solo dirigirse a un grupo especifico de gente.

Noté que la pluma de la escritora es bastante sencilla, es coherente, pero no me terminó de cerrar la forma rápida en la que sucedían las coas. Es decir, es como que dejaba detalles que podían ser importantes y los minimizaba, haciendo que la atención se fuera a centrar en otra cosa, pero sinceramente, había escenas como las peleas que hubiera estado bueno que se explaye. Es como cortar una buena escena a la mitad y decir “y eso fue lo que pasó”. ¿Se entiende? Termina todo muy de golpe y eso acelera mucho la lectura pero te deja con ganas de más.

Luego, lo que mucho no me gustó son los personajes masculinos. Son irritantes. Los odio, lo lamento pero debo decir que los odio. Sobretodo a Augusto. Es un pibe tan irritante que no entiendo como en todo el libro no se ligó una piña. Espero que en algún momento alguien le pegue, por insoportable y por querer llevarse al mundo por delante. A esa clase de personas les falta una sobredosis de realidad, enseguida.

Franco me pareció el personaje más pasivo agresivo de la historia, pero hasta me llegaba a parecer tonto de lo pasivo que era, pero después te la mandaba a guardar por atrás. Eso no se si es negativo, pero en definitiva, a mi ese personaje me irritó completamente. Pero no tanto como Augusto.

Para concluir, el final. El final es lo que menos satisfecha me dejó. Es como si para el final la escritora hubiera dicho “mierda, tengo que hacer un cierre, rápido” y lo ubicó todo para las últimas páginas. Me pareció un buen giro de tuerca, pero si hubiera sido más gradual, si nos hubieran dando indicios desde el principio, yo creo que hubiera sido un poco mejor un final de ese estilo, de esos que decis “claro, por eso es que les pasaba eso a las protagonistas”.

En conclusión, es una novela rápida de leer, de hecho yo la terminé en un día entero, es sencilla la forma de escribir y, como dije, la escritora evita un par de detalles para ir al punto lo cual puede resultar tanto malo como bueno porque lo que no es “tan interesante” pasa desapercibido para poder concentrarte en lo que realmente interesa.

Me gustó bastante, fue entretenida, o sea sinceramente, me entretuvo bastante la novela, era como estar viendo una teen comedy, o incluso estar releyendo uno de los libros de Cathy Hopkins, que tengo todos, por cierto, porque era re fan de chiquita.

Yo le doy 3 Camilitas de 5 Camilitas.

Procesos creativos y bloqueo lector

¿Quién no ha pasado alguna vez por un bloqueo lector o un bloqueo de procesos creativos? La realidad es que no deberíamos asustarnos si hay ciertas cosas que no estarían funcionando. El bloque lector y el bloque de algún tipo de proceso creativo es de lo más común ya que no siempre nos vamos a sentir inspirados todo el tiempo. Van a haber momentos en los cuales vamos a tener la mente en blanco y no vamos a poder ya sea escribir o leer.

Suele pasar que algún libro no te llegue a enganchar del todo, o una idea para tu novela no puedas terminar de escribirla porque no se te ocurre nada. No es el fin del mundo, y lo bueno es que tenemos varias formas de no forzar esos bloqueos para que se vayan.

Como bien dije, es súper común que no sintamos ganas de leer, o ganas de escribir. Y a continuación les voy a dejar un par de tips que me sirvieron a mi para salir de esos bloqueos:

  • No entrar en pánico: claramente a muchos nos pasa que al entrar en un bloqueo, te pones nervioso y sentis que estás haciendo algo mal, o que es tu culpa no poder concentrarte. Mi consejo es que primero no entremos en pánico.
  • No forzarte a hacer algo que no queres: claramente, si no sentis ganas de leer o escribir, no deberías hacerlo. Si te forzas, va a ser peor.
  • Buscar alguna distracción: podes empezar a ver una serie o película.
  • Leer libros cortos o sencillos: esta es una muy buena idea, ya que por ejemplo tenes en tu estantería algún libro que queres leer hace mucho pero de momento no te sentis inspirado para leerlo, lo que podes hacer es buscar un libro corto, que sea sencillo y fácil de leer. Así, de a poco, vas a poder ir saliendo del bloqueo.
  • Si el problema es escribir, como no ahogues en un vaso de agua: no te sientas mal con vos mismo si no encontras inspiración para escribir. La hoja en blanco es a lo que todo escritor le teme, pero no es objeto de temor una hoja en blanco.
  • Escribí cualquier cosa, pero escribí: es muy importante que si no tenes ideas para continuar escribiendo tu novela, empieces a escribir sobre cualquier cosa. Sobre cómo te sentis, cosas que pasan en tu día, etc, esto sirve para mantener la creatividad activa y no perder la costumbre. Es importante que no dejes de escribir.

Esos son mis consejos útiles, o por lo menos los que yo sigo y me funcionan.

Espero que les sirva.

Reseña: Otoño en Londres – Andrea Izquierdo

36468138_10204615460583699_4100180156780380160_n

Título original: Otoño en Londres

Autor del libro: Andrea Izquierdo

Género: Juvenil

Año de publicación: 2016

Editorial: Nocturna ediciones

Número de páginas: 523

 

 

 

Otoño en Londres prometía muchisimo desde la primera vez que escuché hablar de él. Está escrito por una Booktuber española, Andrea Izquierdo, quien en su canal en youtube es Andreo Rowling. Ella es española y ambientó su primer novela en South Kensington, Londres, Inglaterra. 

Este libro es el primero de una saga que todavía no se terminó de publicar. Por ahora sólo tenemos “Otoño en Londres” e “Invierno en las Vegas”. Nos falta primavera y verano por ahora. Es bastante largo lo cual hizo que tarde un montón en leerlo y sobretodo me salió muy caro, por ende empecé a leerlo enseguida para aprovecharlo al máximo y hacer valer cada centavo. Debo decirles que fue una lectura del montón. No me marcó en nada, y fue más bien pasajera y entretenida. Para pasar el rato.

Para empezar a contarles de que trata este libro, primero voy a dejarles la sinópsis de la contratapa para que se vayan haciendo una idea que esta reseña va a ser muy complicada de armar:

«El hotel Ellesmere se halla al sur de Hyde Park, en uno de los barrios más elitistas de Londres, hogar del creador de Peter Pan: el célebre South Kensington».

Allí va a parar Lily, admitida en la universidad gracias a una beca y atónita por su lujosa residencia. Para Meredith, ese ambiente es muy común, al igual que para Ava, más interesada en que sus secretos no salgan a la luz pese a la insistencia de Connor, ese chico coreano que siempre acompaña a Rex (del que todos hablan debido a su madre) y a Martha, la del pelo azul que armó un número cuando se cruzó en una fiesta con Tom; sí, ¡el mismísimo Tom Roy!, amigo de Finn, el pelirrojo aficionado a los videojuegos que siente antipatía por Oliver... Ese al que Lily preferiría no tener que ver nunca más. Con el inicio del otoño, todos ellos coinciden en el entorno más exclusivo de Londres, donde cuanto más alta es la cima, más riesgo entraña el precipicio.

Bien, para empezar, al principio del libro figuran imágenes ilustrativas en donde te presentan a todos los personajes mencionados en la sinopsis.

Otoño en Londres

Lo cual me parece súper bonito ya que nos damos una idea de quienes van a ser los protagonistas que vamos a ver al rededor de toda la historia.

El libro trata de la vida de estos numerosos personajes que se encuentran en un círculo elitista en Londres. Allí cada uno de ellos tiene su propia historia y a medida que se va avanzando con la historia vas descubriendo cuales son realmente esas historias de fondo y el por qué toman las decisiones que toman. Es un libro con historias entrelazadas, muchos personajes y una trama bastante sencilla en dónde los personajes hacen el trabajo.

Lo bueno: 

Primero que nada, las ilustraciones me parecen hermosas. Me encanta que hayan agregado ese detalle porque además de estar bien hechas, ayudan sin duda a imaginarte a los personajes y no hacerte un verdadero lío en la cabeza.

Luego, me gusta que sea un libro de una booktuber, ya que yo sigo a Andrea hace mucho y me encanta que haya sacado un libro y encima tan grande.

Que esté ambientado en Londres y que Andrea sepa describir bien los lugares que los personajes visitan, es muy destacable además de que sus personajes poseen muy solidez ya que como que la historia no tiene mucho contenido, todo se basa en los personajes y hay veces que no se logra llamar la atención con las personalidades de los personajes, pero esta vez, de eso no me quejo y me quedé bastante conforme.

Lo malo: 

Sinceramente no fue de mis libros favoritos ya que me mareó bastante con tantos personajes. Se me hizo difícil establecer una conexión entre ellos al haber tantos y a veces me olvidaba lo que había dicho uno ya que la historia está narrada por distintas voces.

No me gustó para nada que mencionen tantas marcas corporativas como Instagram, Starbucks, Twitter, Youtube, Iphone, entre otros. Sentí que todo el tiempo se estaba haciendo publicidad.

La historia no me terminó de cerrar. Es un libro muy largo y encima a pesar de eso, me dejó con ganas de más. La trama avanza muy lenta a pesar de lo dinámicos que son los personajes.

En conclusión:

Es un libro muy largo, la historia no me terminó de encantar, los personajes son lo mejor que tiene el libro y la historia es muy básica casi que no tiene una trama solida establecida.

No fue una de mis mejores lecturas, yo personalmente no lo recomiendo. Aún así, a pesar de que a mi no me haya gustado, eso no quiere decir que el libro sea malo. Incluso, yo le voy a dar una oportunidad y voy a leer el siguiente que es Invierno en las Vegas, porque ahora tengo ganas de saber que pasó más allá de que no me haya gustado el libro.

Acá les dejo la reseña que hice en mi canal en youtube por les interesa ver cómo me descargo de manera no muy positiva con este libro:

También les dejo un link para los que quieren conseguir el libro:

https://amazon.es/Otoño-en-Londres-Literatura-Mágica/dp/8494527762

Y por último les dejo el booktráiler que está muy bonito, a mi me gustó más el booktráiler que el mismo libro:

Yo a este libro le doy 2 Camilitas de 5.

Reseña: Sirenas – Canción de Mar

Sirenas es un libro que encontré de casualidad navegando por internet hace ya un tiempo. Por suerte, no era un libro que no se encontraba en ninguna librería. Estaba su versión digital pero como que yo no me llevo muy bien leyendo desde el celular o la computadora, decidí comprarlo. “Sirenas” es una saga que consta de 4 libros:

-Canción de mar.

-Canción de cuna.

-Canción de olas.

-Réquiem abismal. 

Esta vez voy a hablar del primer libro de la saga, obvio, sin spoilers para que se fijen en todo caso si les interesa la lectura de esta particular saga.

sirenas 1

El primer libro es más bien introductorio para que sepas de que va a ir la historia en el resto de la saga. En definitiva, es el libro de la saga que menos me gustó. La historia trata de Gemma, una chica de 16 años que ama nadar. De hecho está entrenando para competir olímpicamente. Está enamorada de su vecino, Alex quien es amigo de su hermana, Harper. Harper es una hermana muy sobreprotectora, no hace más que preocuparse por Gemma desde que su madre perdió la memoria y tiene que vivir lejos de su familia. Ellos viven en Capri, un pueblito costero en Estados Unidos lo suficientemente tranquilo como para que no pasen grandes cosas muy interesantes.

Hasta que un día, comienzan a desaparecer chicos y aparecer muertos. Este hecho altera un poco a los pueblerinos, sobretodo si piensan en la llegada de tres chicas sexys al mismo pueblo. Nadie conoce quienes son, y lucen tan misteriosas que todo el mundo duda de ellas. Y con razón ya que Penn, Thea y Lexi son sirenas, pero no de las buenitas.

En primer lugar, el libro es bastante corto y el lenguaje que utiliza la escritora es fluido y no usa palabras complicadas. La historia es sencilla sin mucha vuelta. Como ya sabemos que es una saga, el final es abierto, por ende las cosas se van a resolver después. En mi opinión, terminó mucho mas pronto de lo que esperaba.

En segundo lugar, los personajes son muy planos. Super predecibles y un tanto cliché. Para empezar el personaje de Gemma me parece una chica muy infantil, muy egoísta. El personaje de Harper pretende reemplazar la figura materna de la casa y se vuelve en una hermana completamente insoportable por demás. Alex, el vecino y amigo de Harper, es el típico chico lindo y estudioso y le dieron un giro un tanto infantil también. Después está Daniel, ese personaje fue uno de los que más me gustó ya que, si, era el chico lindo del pueblo, fuerte, rebelde, con un pasado misterioso y aparentemente interesado de manera amorosa en Harper (quien está muy ocupada para lidiar con chicos). En fin, me pareció todo muy estereotipo americano de adolescentes, y hablo en general.

Las sirenas Penn, Lexi y Thea cada cual tenía su personalidad y su lado tenebroso. Bastante cliché ya que Penn era la morocha, Lexi la rubia y Thea la pelirroja. Eran hermosas, letales y muy agresivas.

El tema de las sirenas es algo poco usado últimamente en la literatura juvenil contemporánea y creo que es un factor que se podría explotar y hacer de esta temática una de las mejores. Pero Amanda Hocking, su escritora, no supo ir más allá con la historia de las sirenas. Pudo haber inventado cosas súper interesantes y no lo hizo. Se mantuvo en los conocimientos básicos de las sirenas y eso no fue para nada innovador. Tiene mucho potencial y no creo que haya sido bien utilizado.

De todas maneras la historia es sencilla, la forma de escribir es fácil de leer y te atrapa enseguida porque no es que te mantiene tenso todo el tiempo. Te dan ganas de saber qué pasa. Te mantiene entretenido y se lee en nada según mi opinión.

Hasta creo que el booktráiler está muy bien hecho basándonos en lo que recibimos en la novela. Acá les dejo el video:

Así que en definitiva, tengo opiniones muy diversas porque la lectura la disfruté pero no es una saga altamente recomendable y memorable sobre todo. Es sencilla y pasajera. No va a dejar marca pero si tenes ganas de leer algo distinto, es una saga que se lee muy rápido y atrapa enseguida.

Yo le doy 2,5 Camilitas de 5 Camilitas.

(Pronto voy a subir un video si les parece hablando de esta saga)